Titulación técnico profesional

Titulación técnico profesional
El indicador Titulación técnico-profesional evalúa la proporción de estudiantes que recibe el título de técnico nivel medio, una vez egresados de la educación media técnico-profesional. El indicador no contempla a aquellos estudiantes que, habiendo recibido una educación media técnico-profesional, no realizan la práctica debido a que inician estudios de educación superior.
TP, EMTP, formación técnica, prácticas, prácticas TP, otros indicadores de calidad educativa, indicadores de desarrollo personal y social

¿Por qué es importante la titulación técnico profesional?

Es fundamental que los establecimientos técnico profesional promuevan que los estudiantes realicen su práctica profesional, requisito para obtener el título técnico-profesional de nivel medio. Una práctica profesional permite construir un puente entre el mundo escolar y el mundo laboral, fortalecer el "aprender haciendo", y que los estudiantes y los establecimientos se mantengan actualizados en los avances del sector productivo.

¿Qué hacen los establecimientos para mejorar la titulación técnico profesional?

  • Forman conciencia entre los estudiantes sobre la importancia de realizar la práctica profesional.

Motivan a los estudiantes a hacer su práctica profesional, gestionando instancias de reflexión y explicación del proceso. Además, comunican los objetivos y beneficios que tiene para su formación técnica, en términos de ser una instancia donde adquirirán experiencia laboral, podrán iniciar una red de contactos y podrán fortalecer el desarrollo de sus competencias frente a los requerimientos de una empresa específica. Por ejemplo, organizan talleres explicativos de las prácticas, invitan a exalumnos y/o empresas a contar su experiencia de prácticas profesional, entre otros.

  • Gestionan lugares de práctica para los estudiantes.

Cuentan con una base de datos de organizaciones relacionadas con el campo laboral de las especialidades y establecen acuerdos y convenios para acceder a cupos de prácticas profesionales para todos los estudiantes interesados. Mantienen un canal de comunicación eficiente y evalúan los procesos y resultados de las prácticas de estudiantes para identificar acciones de mejoramiento tanto del centro de práctica como del establecimiento. Por ejemplo, realizan acciones conjuntas para buscar alternativas de práctica profesional para todos los estudiantes, incluyendo a quienes pueden presentar situaciones complejas en términos personales, familiares, académicos u otros; participan en reuniones con representantes de las empresas para identificar acciones de mejoramiento; entre otros.

  • Preparan a los estudiantes para desempeñarse bien en la práctica profesional.

Se preocupan del desarrollo integral de todos sus alumnos, realizando acciones para que alcancen las competencias específicas y genéricas de las especialidades de la Formación Diferenciada Técnico-Profesional, las habilidades y conocimientos de la Formación General Común y las habilidades para el siglo XXI, que incluyen las competencias socioemocionales que el mundo laboral requiere. Por ejemplo, participan en olimpiadas de competencias que estimulan e incentivan el logro de estándares exigentes vinculados a la realidad laboral, desarrollan proyectos de la especialidad donde se integran los conocimientos de formación general y las competencias del siglo XXI y, simulan las entrevistas laborales que deberán enfrentar en la práctica.

  • Guían y acompañan a los estudiantes en el proceso de práctica.

Acompañan a todos los alumnos durante su práctica profesional. En la etapa previa, elaboran junto con el estudiante y la empresa el Plan de Práctica. Luego, el profesor tutor se comunica regularmente y supervisa al estudiante en el lugar de práctica para monitorear que se cumpla el plan acordado y asesorarlo en las dudas técnicas y en la resolución de posibles conflictos. Por ejemplo, existe un programa y un sistema de acompañamiento conocido por el estudiante en práctica.

  • Revisan constantemente que las especialidades impartidas sean pertinentes para el sector laboral al que accederán los estudiantes.

Recopilan y analizan regularmente información sobre el mercado de trabajo de las especialidades que ofrecen, y mantienen actualizados los programas y especialidades que imparten y los perfiles de egreso, de acuerdo con los requerimientos y demandas. Articular la formación de los estudiantes con las necesidades laborales del sector facilita el acceso a prácticas profesionales y la inserción laboral de los egresados. Por ejemplo, se sistematiza los informes de práctica profesional elaborados por los representantes de las empresas y constituyen una fuente de información primaria para analizar la pertinencia de la formación.

  • Entregan orientación vocacional.

Generan mecanismos de orientación vocacional temprana (desde el ingreso al establecimiento) que fortalezcan el conocimiento personal y la búsqueda de áreas de intereses y oportunidades, para fortalecer las trayectorias educativas y laborales de los estudiantes. Esta orientación ayuda a motivarlos y facilita su proceso de titulación.

  • Ofrecen experiencias laborales previas en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Desarrollan estrategias de enseñanza-aprendizaje vinculadas a espacios laborales reales o simulados, para dar a conocer las dinámicas y realidad del mundo del trabajo. Por ejemplo, charlas de empresarios, salidas a empresas para conocer la realidad laboral y alternancia de la formación entre liceo y empresa.

  • Cuentan con área práctica-profesional y titulación.

Cuentan con responsables de las funciones relacionadas con la práctica profesional y titulación, que se hacen cargo de gestionar lugares de prácticas, elaborar planes de práctica, supervisar y acompañar a los estudiantes hasta su proceso de titulación, hacer un seguimiento de los egresados para ver quiénes no han realizado la práctica y revisar los convenios con centros de prácticas.

  • Entregan facilidades para poder adelantar horas de práctica.

Ofrecen práctica profesional intermedia una vez aprobado tercero medio, de modo que los estudiantes pueden adelantar horas de su práctica en distintos períodos, como las vacaciones de verano o invierno. Esto implica que el número de horas de práctica que deben cumplir una vez egresados de cuarto medio es menor, lo que les permite adelantar y facilitar la titulación.

  • Buscan prácticas atractivas para los estudiantes y se aseguran de que cumplan con las condiciones de seguridad e higiene.

Se preocupan de que los estudiantes realicen trabajos asociados a su especialidad en la práctica y no otro tipo de labores. También verifican que los lugares donde se realiza la práctica profesional cuenten con las medidas de seguridad e higiene laboral suficientes, y que se respeten los horarios acordados, para que hacer la práctica no suponga un menoscabo ni un riesgo físico o psíquico para los estudiantes. Se promueve que los centros de prácticas ofrezcan incentivos como remuneraciones, cursos de capacitación y acceso a certificaciones que las hagan más atractivas.

Descarga más información sobre este indicador acá:

Documento Indicador Titulación técnico profesional
Documento Indicador Titulación técnico profesional

Visite otras páginas relacionadas:

TP, EMTP, formación técnica, prácticas, prácticas TP, otros indicadores de calidad educativa, indicadores de desarrollo personal y social

Envía tus sugerencias y comentarios