Evaluación en Orientación

Al momento de evaluar los objetivos de aprendizaje en la asignatura de Orientación, es necesario considerar que se trata principalmente de una evaluación formativa. Razón por la cual, las pautas de observación, de autoevaluación y las reflexiones grupales constituyen prácticas eficaces para verificar los logros de los estudiantes.

El docente debe procurar evaluar conductas observables en los alumnos, para lo cual es de gran ayuda contar con indicadores de aprendizaje que reflejen, en forma clara, el logro de objetivos.

Cabe destacar también, que la evaluación en esta asignatura no deja de ser compleja debido a que los objetivos plantean necesariamente la formación en valores y actitudes. Por esta razón es una tarea delicada, puesto que se encuentran implicados procesos que involucran a la esfera íntima de la persona  y los compromisos asumidos por esta. Se trata entonces de un aspecto relacionado con criterios y principios que pueden tener distintos niveles de aceptación y respuesta que deben ser considerados. En este sentido, las actitudes y comportamientos permiten apreciar si el valor ha sido integrado por el alumno y si existe un compromiso personal que lo lleva a la incorporación en su vida cotidiana.

Existen distintos tipos de evaluación en Orientación. En primer lugar, la evaluación de diagnóstico es una herramienta poderosa para definir y plantear las estrategias y metas a alcanzar durante el año, en relación a las actitudes, habilidades y contenidos diseñados como objetivos de aprendizaje para la asignatura.

Dentro de estas están los cuestionarios y auto-evaluaciones individuales y grupales, que permiten a los alumnos constatar su comprensión, sensibilización y conocimiento de un valor o actitud, así como la interiorización y compromiso con estos en la conducta habitual y la vida personal.

Por otra parte, el docente puede utilizar escalas y pautas de observación, que constituyen una herramienta que permite visualizar en los alumnos, los diferentes comportamientos y las variaciones en el logro de objetivos de aprendizaje1, facilitándole de esta forma, adecuar y replantear objetivos y estrategias de intervención individuales y grupales.

Se recomienda que las evaluaciones integren aspectos sociales: relación con los demás, con el entorno y compromiso con el curso, entre otras.

Sugerencias y comentarios

  • Contenido
  • Diseño
  • Estructura
  • Ingeniería